29/3/2011

Experimentos! --> Haz un bálsamo labial con color.

Hola a tod@s! ¿Cómo estáis? Hoy os traigo un experimento fácil, rápido, y eficaz. Se trata de hacer nuestro propio bálsamo labial con color. En principio esto puede resultar un poco inalcanzable, porque no somos químicos, ni mucho menos.... Pero siempre hay trucos que nos pueden servir para hacer nuestro invento casero. Yo he probado de varias formas, hoy os traigo la última que acabo de probar. Empezamos!


Primero necesitaremos algunos artilugios e ingredientes:

- Una base para el bálsamo (en mi caso he utilizado un poco de reparador labial que quedaba por terminárseme).
- Un tarrito para guardar el bálsamo. (Yo ya he matado dos pájaros de un tiro, porque lo voy a hacer en el tarrito del reparador labial).



- Una barra de labios que no usemos mucho, o que tengamos un poco olvidada y queramos aprovechar. No veo necesario comprarse una aposta para hacer el experimento, y mucho menos, si es de las caras,vaya.... ;) (Yo he usado una de la época de mi madre, que tenía guardada en un cajón a modo de reliquia... :D

- Un palito, alambre, etc, para remover. (Se puede usar un clip "desmontado" perfectamente, si no tenemos a mano nada más.).

- Un mechero / cerilla.

Bien, una vez tengamos todos los ingredientes necesarios, comenzamos! Pasos a seguir:

- Primero, añadimos el reparador labial al tarrito (en este caso no hay que hacer nada, puesto que voy a usar el mismo tarro donde viene el reparador).

- Cogemos la barra de labios, y le aplicamos calor, para que se vaya fundiendo, y dejamos que gotee dentro del tarrito, hasta obtener la cantidad que queramos. Aquí depende un poco de gustos, si prefieres hacer un bálsamo con poco color, echas poca cantidad de barra de labios (dependiendo de la intensidad del color de la barra, por supuesto). Es preferible quedarse corta, que pasarse, porque siempre es más fácil de arreglar.
- Cuando calculemos más o menos la cantidad de color que queremos añadir, cogemos el palito, clip, o lo que queramos usar para remover, y mezclamos bien los dos ingredientes, siempre dándonos prisa antes de que se vuelva a solidificar la barra de labios, porque si no, será imposible mezclar.

- Aquí probamos la intensidad del bálsamo: Si vemos que tiene demasiado color para nuestro gusto, añadimos más reparador labial, y si vemos que aún necesita más intensidad, volvemos a la barra de labios, y vamos añadiendo unas cuantas gotas más. Hacemos varias pruebas hasta que demos con nuestro color.

- Una vez que hayamos mezclado bien, lo dejamos enfriar (no hace falta meterlo en la nevera, con tenerlo a temperatura ambiente es suficiente). Este es el resultado de mi experimento! :D

- Cerramos el botecito, y... ¡ Listo! Ya tenemos nuestro bálsamo labial casero. Al utilizar un bote tan pequeño, viene muy bien para llevarlo en el bolso, de viaje, etc. También nos puede hacer de "auxiliar" cuando no podamos comprar el que utilizamos habitualmente, o para esas ocasiones en las que puede "peligrar", porque en el bolso no esté muy seguro... Que si me voy a un concierto, abro el bolso, y sale rodando, y ¡upsss! Al carajo los 10 € de bálsamo!! (Digo 10 por decir una cifra). En estos casos se agradece bastante perder uno casero, a perder uno de marca, creedme!! :D

Pues nada chicas, aquí os dejo los swatches para que veáis el resultado:

                                                                Sin extender:




                                                                 Extendido:






Espero que os haya gustado, y que os parezca útil. Cualquier duda, ya sabéis dónde estoy. Espero que probéis tod@s, porque es algo muy sencillo, y siempre hace ilusión fabricarte tus propias cositas, al menos a mi, me encanta!


¿Te gusta? Entonces puedes comentar,
y hacer click Aquí para enterarte de mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...